LAS EMOCIONES, LA MENTE Y EL CUERPO

El ser humano se puede decir que se compone de cuerpo, mente y emociones. Además está la parte espiritual sobre la que no se hablará aquí y ahora.

<gráfico de un cuerpo humano>

En Occidente existe una preponderancia (mayor importancia) de lo mental sobre el cuerpo y las emociones.

Prestamos mucha más atención a lo que nos pide la mente, que a lo que nos pide por ejemplo el cuerpo o nuestras propias emociones.

Un ejemplo claro es cómo tratamos siempre de mantener la mente ocupada y satisfaciendo sus deseos viendo TV, escuchando música, leyendo, jugando a juegos o en Internet. Mientras que si el cuerpo nos pide descansar (ojos rojos, dolor de espalda, cansancio, etc.) no se lo proporcionamos. Y a las emociones, sobre todo a los hombres, nos han enseñado a no hacerle caso, incluso está mal visto por ejemplo vernos llorar (o demostrar nuestro afecto, alegría, etc.), por mucho que sintamos necesidad de hacerlo y sea lo que necesitamos en un momento determinado.

<gráfico comparativo de mente, cuerpo y emociones>

EQUILIBRÁNDONOS

Homeostasis: Tendencia al equilibrio de todos los seres vivos

A nivel físico-corporal, las sensaciones de sed, hambre, cansancio, sueño, frío, calor, etc. me informan de un desequilibrio, de una necesidad que tengo que satisfacer para volver a mi punto de equilibrio.

A nivel emocional, ocurre lo mismo, las emociones nos avisan de necesidades que tenemos que satisfacer para salir de nuestro desequilibrio.

LAS EMOCIONES (AMOR Y MIEDO)

Existen multitud de emociones, casi todas derivadas de 2 emociones básicas:

  • el AMOR: alegría, felicidad, compasión, libertad, seguridad, amistad, etc.
  • el MIEDO: ansiedad, ira / enfado, angustia, tristeza, odio, inseguridad, envidias, celos, etc.

(Hay muchas más aquí)

Aunque todas son positivas, porque todas nos están dando información de nuestras necesidades y nos sirven de guía para saber qué tenemos que hacer, qué nos falta, o que no nos falta, etc. De todas formas, está claro que lo ideal es sentir emociones derivadas del AMOR que nos indican que todo va bien.

Hay un miedo lógico y racional, que nos avisa de los peligros “reales” y nos pone en acción para salvarnos (por ej. al ver un león). Pero existen otros miedos irracionales-ilógicos, fobias que nuestra mente influída por el entorno o por experiencias traumáticas nos hace sentir mal (con miedo) cuando no hay nada realmente que temer, o simplemente no nos sirve de nada sentir ese miedo, porque no nos va a ayudar en nada, o porque no podemos hacer nada ante ciertas situaciones, nada más que afrontarlas lo mejor que podamos.

Nos podemos parar a pensar por un momento en cuales son nuestros propios miedos irracionales. Una forma fácil de reconocerlos es pensar qué estaríamos haciendo ahora mismo o en determinadas situaciones si no tuviéramos esas fobias. Por ej. a hablar en público, a hacer el ridículo, a expresar nuestra opinión, a llevar una determinada ropa (o no llevarla), a perder el trabajo, a no aprobar, a que no me quieran, a la soledad, a la vejez, a la muerte, etc.

A pesar de lo que suele pensarse, lo contrario del AMOR (querer algo o a alguien y desearle lo mejor) no es el ODIO (desearle lo peor), sino la INDIFERENCIA (ausencia de emoción).

Hay que tener cuidado con lo que se odia, prestarle atención, puesto que suele reflejar lo que verdaderamente somos y lo que cuánto más odiamos, más atraemos a nuestra vida.

CICLO DE EXPERIENCIA (constante):

NIVEL FÍSICO: DESEQUILIBRIO ->  SENSACIONES CORPORALES (FÍSICAS) -> NECESIDADES (FÍSICAS)  ->  ACCIÓN   -> EQUILIBRIO

ejemplo: sensación de sed -> necesidad de hidratación -> acción de beber hasta que me sacio

Otros ejemplos: hambre, cansancio, frío…

NIVEL EMOCIONALDESEQUILIBRIO ->  SENSACIONES CORPORALES (EMOCIONES) -> NECESIDADES (EMOCIONALES)  ->  ACCIÓN   -> EQUILIBRIO

ejemplo 1: emoción de miedo -> necesidad de seguridad -> acciones: huir, proteger ó afrontarlo si no hay posibilidad de huída-protección

No podemos estar siempre huyendo de ciertas cosas. Tampoco debemos responder con ataque-agresividad, simplemente hay que encararlo, mirarlo de frente y contemplar cómo desaparece, puesto que al fin y al cabo, hemos sido nosotros mismos los creadores de ese miedo. ¡Ojo! Estoy hablando de los miedos irracionales ó fobias, que no nos sirven para nada positivo.

ejemplo 2: emoción de enfado ó ira -> necesidad de respeto a mi persona -> acciones: decirle a la persona que te ha enfadado que es lo que te ha molestado (de una forma que no hiera-agreda a la otra persona)

<< PON AQUÍ TU EJEMPLO PROPIO DE EMOCIÓN >>

Otras emociones: odio, indiferencia, inseguridad, presión, etc.
La ANSIEDAD por ejemplo (a veces confundida y/o mezclada con estress) es un miedo a baja escala que si no se hace nada para remediarlo, se convierte en crónico (está ahí siempre), con lo que tenemos un contínuo desequilibrio, como una china en el zapato que no nos sacamos y que acaba por hacernos daño. Cómo siempre, bien gestionada puede ser positiva ya que puede ser el motor que nos ponga en acción, pero otras simplemente nos paraliza y no nos deja actuar. Piensa por ejemplo en cómo gestionas la ansiedad cuando viene la época de exámenes… ¿te ayuda a estudiar? ¿o por el contrario, te agobia tanto que te pones hacer otra cosa para olvidarte de la ansiedad/problema?
Nuestros mayores desequilibrios (y los problemas que desencadenan) ocurren porque nos han enseñado a que no tenemos que escuchar ni sentir a las emociones. Es cómo si nos hubieran enseñado a no quitarnos la china del zapato. O cómo si nos dijeran que “es malo sentir sed, sueño, frío, etc.”, “es malo decir que tienes sed ó hambre” y “es malo que te sacies de agua, eso es de débiles necesitar agua…”
Emocionalmente se nos dice muy a menudo, ¡No atiendas a tus desequilibrios! Y así acabamos crónicamente desequilibrados y se va liando cada vez más la emoción hasta que algún día explotemos si no lo hemos gestionado antes a su debido tiempo.
En general:
  • HAY QUE LLORAR LAS TRISTEZAS
  • HAY QUE AFRONTAR LOS MIEDOS
  • ANTE LA ANSIEDAD y/o STRESS HAY QUE PRIORIZAR, HACER LO MÁS URGENTE PRIMERO, Y LO MÁS IMPORTANTE DESPUÉS. Y “DEJAR DE HACER” LO NO IMPORTANTE.
  • HAY QUE DECIR LO QUE NOS ENFADA (siempre de buenas maneras, o gestionarlo nosotros mismos)
  • Y AL CUERPO HAY QUE DARLE LO QUE NECESITA Y NOS PIDE EN CADA MOMENTO en su justa medida (descanso, alimento, movimiento, etc.)
SI NO, NO PODREMOS EVOLUCIONAR Y OCUPARNOS DEL RESTO DE NECESIDADES QUE NOS IMPIDEN SER FELICES PLENAMENTE.
<gráfico PIRÁMIDE DE MASLOW>
  1. Autorealización
  2. Necesidad de Estima Personal (Auto-estima)
  3. Necesidad de Relaciones Sociales
  4. Necesidad de Seguridad
  5. Necesidades Fisiológicas (del cuerpo)

BLOQUEOS EMOCIONALES EN EL CICLO DE LA EXPERIENCIA

El ciclo de la experiencia, en el que estamos constantemente sintiendo necesidades (indicadoras de desequilibrios) y tratando de satisfacerlas (para volver al equilibrio), se puede resumir en el siguiente <esquema>:
  1. Sensación
  2. Toma de conciencia (traducir la sensación a la necesidad, el darnos cuenta de qué nos informa la sensación)
  3. Energetización (pensar qué voy a hacer para satisfacer la necesidad, tomar una decisión…)
  4. Acción (realizar la decisión tomada que creemos que va a satisfacer la necesidad)
  5. Contacto (saciarnos, satisfacer plenamente la necesidad hasta… )
  6. Retirada (sentir que desaparezca la necesidad)

Los problemas vienen cuando hay BLOQUEOS entre alguno de esos 6 estados.

Por ejemplo si el bloqueo está entre el 3 y el 4, es que sabemos lo que nos hace falta, sabemos cómo proporcionárnoslo, pero no llegamos a hacerlo, siempre lo posponemos y dejamos de hacerlo.

<< Poner ejemplos de los demás bloqueos >>

UN PAR DE IDEAS MÁS PARA ACABAR

- Una vez tenemos cubiertas las necesidades básicas, el exceso de dinero, pertenencias, consumo, etc. no nos hace más felices. Incluso puede llegar a hacernos más infelices por las preocupaciones y la falta de tiempo para dedicarlo a nuestras verdaderas y más importantes necesidades.

- El principio del equilibrio (homeostasis) funciona tan bien en el cerebro que siempre que pensamos que cuando nos pase algo vamos a ser muy felices o muy infelices (miedo) luego no es tan fuerte. Nuestro cerebro siempre compensa/amortigua ambas emociones (tanto la alegría cómo la tristeza) y nada nos resulta ni tan terriblemente bueno, ni tan terriblemente malo cómo nos imaginábamos que iba a ser.

Una buena forma de reducir el stress/ansiedad ante una situación, es tener un “plan B”.

De todas formas, siempre es mejor ser optimista por la ley de la atracción y porque vamos a ser felices mientras pensemos que nos va a ocurrir algo bueno, más incluso que cuando ocurra realmente. (pensar en cuando se le va a dar de comer a un perro)

Y POR ÚLTIMO… LA PRÁCTICA:

Tenéis que realizar (y mandarme a profe@xjesus.net ) una presentación con OpenOffice.org Impress de al menos 7 diapositivas que resuman lo más importante de cada parte del texto.

  • Debéis realizar desde Impress los 4 gráficos/esquemas señalados a lo largo del texto (EN ROJO).
  • Debéis añadir imágenes y efectos a cada diapositiva:
    • de transición entre diapositivas
    • de movimiento dentro de una misma diapositiva (animación personalizada)
  • Debéis añadir ejemplos vuestros propios, de vuestras emociones y sensaciones. (EN ROJO)
  • Si no estáis de acuerdo con algo también podéis dar vuestro punto de vista y/o contar algo que os parezca interesante.
Basado, entre otras cosas, en un curso de psicología Gestalt sobre el cuerpo y las emociones impartido por Juan Miguel Vargas. Más info en www.gestaltvia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>